Los grandes beneficios de una actividad física moderada

No queda claro si fueron los griegos o los romanos los que pusieron de moda la frase Mens sāna in corroe sānō.  Dicen que se trata de  una cita latina que proviene de las Sátiras de Juvenal. Dice que la cita nació en Roma, en el siglo II, es decir en la época del imperio. Su sentido original es el de la necesidad de orar para disponer de un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado; no es, por tanto, el mismo sentido con el que hoy en día se utiliza: “mente sana en un cuerpo sano”.

Como Comercio o Empresa Asociada a Comaes puede utilizar este espacio para realizar su publicidad

De todas maneras, lo que si ha quedado demostrado, ya de forma científica, es que que practicar ejercicio de forma regular contribuye a mantener una buena salud y a prevenir enfermedades y a retrasar el envejecimiento. Te explicamos todos los beneficios que te aporta, tanto física como psicológicamente.

Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.

El ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria, rapidez de ideas, etcétera, y promoviendo sensaciones como el optimismo o la euforia, al tiempo que se mejora la autoestima de las personas, lo que produce beneficios en diferentes enfermedades como la osteoporosis, la hipertensión o las crisis diabéticas.

Todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física (por ejemplo, tras un período largo de inactividad), deben realizarse de manera progresiva. Cada persona debe analizar las demandas de su deporte de elección antes de decidir su plan de entrenamiento y nunca está demás, sobre todo si somos principiantes, hablarlo con nuestro médico.

La intensidad y la carga deben ser determinadas de forma individual, ya que dependen del nivel técnico y de la condición física de cada persona.

Beneficios biológicos

  • Mejora la forma y resistencia física.
  • Regula las cifras de presión arterial.
  • Incrementa o mantiene la densidad ósea.
  • Mejora la resistencia a la insulina.
  • Ayuda a mantener el peso corporal.
  • Aumenta el tono y la fuerza muscular.
  • Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.
  • Reduce la sensación de fatiga.

Beneficios psicológicos

  • Aumenta la autoestima.
  • Mejora la autoimagen.
  • Reduce el aislamiento social.
  • Rebaja la tensión y el estrés.
  • Reduce el nivel de depresión.
  • Ayuda a relajarte.
  • Aumenta el estado de alerta.
  • Disminuye el número de accidentes laborales.
  • Menor grado de agresividad, ira, angustia…
  • Incrementa el bienestar general.

Tomando como referencia de:

  • Wikipedia
  • Redacción de Webconsultas.
  • Valentín Fuster. Cardiólogo. Libro La Ciencia y la Vida.