Las cooperativas de viviendas, una oportunidad de conseguir la vivienda de tus sueños

Las cooperativas de viviendas, en las que COMAES fue pionera en su día, han tomado en la actualidad las riendas del mercado inmobiliario y están protagonizando algunas de las operaciones inmobiliarias más importantes. Desde pequeños proyectos locales y provinciales hasta proyectos como el de la Gerencia de Urbanismo o el interés que ha generado la futura subasta de un solar del Ministerio de Defensa en pleno centro de Madrid, por el que pujarán varias cooperativas, están revolucionado el sector. 

Como Comercio o Empresa Asociada a Comaes puede utilizar este espacio para realizar su publicidad

Comenzamos con una serie de pequeños artículos, gracias a nuestro departamento jurídico (Despacho de Abogados MJ SAINZ CONSULTING ABOGADOS S.L.P), y a la información de El Confidencial y de su periodista ELENA SANZ, especializada en el mundo inmobiliario.

Algunos de estos proyectos tienen listas de espera de más de un centenar de interesados. Pero, ¿qué hay tener en cuenta a la hora de apuntarse a una cooperativa de viviendas.

Cooperativa vs gestora de cooperativas

1.-  No es lo mismo una cooperativa que una gestora de cooperativas. La cooperativa agrupa a una serie de personas que comparten, básicamente, la necesidad de una vivienda y se unen para acceder a ella mediante la autopromoción en las mejores condiciones de calidad y precio posibles. No tiene ánimo de lucro ya que su finalidad principal es que los cooperativistas puedan acceder a una vivienda a precio de coste

La cooperativa la pueden crear colectivos o particulares o gestoras de cooperativas, que son las que se encargan captar los socios y de la gestión de la cooperativa. A cambio de estos servicios recibe una contraprestación económica. 

Cada cooperativa promueve un solo proyecto mientras que cada gestora puede llevar la gestión de más de una cooperativa al mismo tiempo. La gestora deberá recibir el encargo por parte de la cooperativa para llevar a cabo su gestión y dicho encargo se formalizará por escrito.

2.- La gestora nunca puede disponer de los fondos económicos de la cooperativa y no puede tener poderes de ningún tipo en la misma. Los fondos deben ser utilizados exclusivamente por la cooperativa a través de sus órganos de representación. Obviamente, la gestora presta servicios de asistencia técnica y jurídica a cambio de una contraprestación económica lo que debe constar expresamente por escrito en un contrato. En el mismo figurará que la responsabilidad civil es achacable a la cooperativa como promotora pero que es extensible a la gestora siempre y cuando ésta actúe de forma decisoria en la promoción. La gestora deberá actuar siempre siguiendo las instrucciones de la cooperativa, responderá frente a ella por actuaciones negligentes, deberá tener suficiente capacidad técnica y profesional para llevar a cabo una gestión eficaz.

 

El aspirante a socio debe contar con toda la información necesaria antes de incorporarse a una cooperativa de viviendas. Debe conocer las características de la sociedad a la que se incorpora, su funcionamiento, las obligaciones que adquiere y los derechos que debe defender. El destino de las aportaciones económicas que se le solicitan y el proyecto que la cooperativa quiere acometer.

A veces cuando se constituye una cooperativa ni hay todavía proyecto arquitectónico ni el suelo es de su propiedad.  En cualquier caso, lo importante es contar con toda la información y estar al día de las novedades y avances, de manera continua y transparente. Toda la información debe llegar al socio con su debida justificación.

En las próximas semanas os iremos presentado información adicional sobre las cooperativas de viviendas.

Como siempre, gracias por vuestra atención.

El Equipo de COMAES