COMAES y el TITANIC

Imagen de la maqueta de 12 metros de largo del Titanic, en la que se pueden contemplar todo tipo de detalles del barco más famoso de todos los tiempos.

Desde COMAES hemos llegado a un acuerdo con la organización de la exposición de TITANIC situada en la plaza Porticada de Santander para poder visitarla a precio reducido. Solicitadnos las entradas en COMAES o por teléfono o mail.

Como Comercio o Empresa Asociada a Comaes puede utilizar este espacio para realizar su publicidad

Visualiza el video de la Exposición.

Diario DEIA:

“…….Titanic: The Reconstruction” se abre al visitante con una hoja de ruta que suma trece espacios temáticos que ilustran con  gran detalle y sorprendentes piezas, diferentes aspectos de la construcción, la vida en el barco y los dramáticos y emotivos episodios de su final, el 15 de abril de 1912, en el Atlántico Norte”.

Diario EL PAÍS:

“”…la exposición “Titanic: The Reconstruction”, muestra una gran maqueta del buque, de 12 metros de longitud y 4,5 de anchura, realizada a una escala de 1:30. La reproducción, abierta por estribor para que se vea el interior de la misma, representa con detalle elementos como las habitaciones, las paredes estancas o la sala de máquinas del barco, y es la maqueta del “Titanic” más grande…”

Diario ABC:

” … a fecha del viernes, 93 colegios se habían interesado en mostrar a sus alumnos la exposición, una demanda que ha sorprendido tanto a Ortuzar como a Ferreiro, para quien, sin embargo, «razones y motivos» no les faltan los colegios, pues la exposición repara «en valores, como la valentía o el amor que demostraron los viajeros y que tripulantes del Titanic, que aunque ahora no coticen al alza, siguen existiendo», y son un ejemplo para los más jóvenes…”

 

Pau Roigé Gargallo:

“Después de ver reproducciones de los baños del buque, vestidos de época y hasta un coche de principios de siglo XX nos encontramos con la indiscutible estrella de la exposición: una reproducción a escala 1:30 impresionantemente detallista del “barco de los sueños”. Te quedarás boquiabierto y por un momento ignorarás la audioguía. Pero, ¡ojo!, los detalles que te cuentan mientras miras las pequeñas salas y pasillos son demasiado interesantes como para no prestarles atención. Te sentirás como un miembro más de la tripulación…”