Antitranspirantes vs Desodorante sin sales de aluminio

El desodorante es uno de los esenciales de higiene para el cuidado del olor corporal. La necesidad y dependencia al desodorante para combatir los principales problemas de la axila lo convierten en un imprescindible en nuestra rutina diaria. Aún así, su vínculo directo con las sales de aluminio, el alcohol y los parabenos hace que sea a la vez uno de los productos más controvertidos dentro de la cosmética.

Empecemos primero por explicar la causa del mal olor en la zona de las axilas, y para ello es necesario destacar los dos tipos de glándulas sudoríparas presentes en nuestro cuerpo:
Como Comercio o Empresa Asociada a Comaes puede utilizar este espacio para realizar su publicidad

– Glándulas ecrinas (99% agua y 1% sales minerales): su principal función es la del control de la temperatura.

– Glándulas apocrinas (presentes en axilas, ingles y pubis): secretan mayormente grasas, y aunque se consideran en involución, es son las responsables de secretar feromonas.

Tanto las glándulas ecrinas como las apocrinas producen un sudor originalmente inodoro. Sin embargo, debido a la acción de las bacterias presentes en la piel, como la especie Corynebacterium, las grasas presentes en el sudor de las glándulas apocrinas son digeridas y convertidas en ácidos volátiles, que tienen olor fuerte y desagradable.

En un desodorante por tanto buscamos combatir el mal olor por la elevada carga bacteriana que se produce en esta zona concreta del cuerpo, y reducir la irritación de la axila provocada principalmente por el afeitado o la depilación.

En este artículo hablaremos sobre cómo actúan los desodorantes convencionales en la piel para combatir estos problemas de axila y qué nos ofrece la alternativa natural si optamos por evitar tóxicos sobre nuestra piel:

Antitranspirantes de aluminio

¿Qué función tienen los antitranspirantes de aluminio?

Las sales de aluminio son una serie de compuestos que actúan como antitranspirantes, taponando las glándulas sudoríparas, para frenar la cantidad de sudor generado y consecuentemente la carga bacteriana, responsable de metabolizar el mal olor. Recomendamos restringir su uso. Veamos porqué.

¿Qué efecto tienen los antitranspirantes en la piel?

Las altas concentraciones de aluminio pueden absorberse por el uso diario de desodorantes o antitranspirantes que contienen sales de aluminio afectando directamente al tejido mamario. Se han vinculado varios cánceres de pecho, detectados en esta zona de la axila, con la presencia de sales de aluminio. Asimismo reduce la capacidad de transpiración de la piel taponando las glándulas sudoríparas de la axila e impidiendo que se liberen toxinas de forma natural.

La acumulación de toxinas en nuestro cuerpo es algo habitual y los órganos son los encargados de limpiar nuestro organismo. En concreto, la piel necesita eliminar estas toxinas a través del sudor, necesita transpirar para mantener la temperatura corporal. De ahí la importancia de permitir que la piel respire de forma natural sin taponarla con el uso de antitranspirantes.

¿Cómo reconocerlos?

Por lo general los antitranspirantes están presentes en gran cantidad de modo que los encontrarás al principio del INCI, el listado de ingredientes que componen un producto cosmético. Podrás reconocer las sales de aluminio siempe que se incluya la palabra Aluminum o Alum, el que más controversia genera y el más utilizado es el  Aluminum chlorohydrate en la etiqueta del reverso del envase. También existen desodorantes naturales formulados con piedra de alumbre que se comunican como seguros y naturales, pero es importante conocer que aunque natural, la piedra de alumbre también contiene aluminio que actúa como antitranspirante.

 Los parabenos

¿Qué función tienen los parabenos?

Los parabenos los encontramos en la mayoría de productos de cuidado diario, y también en los desodorantes convencionales. Se utilizan como conservantes por sus propiedades bactericidas. Su bajo coste y eficacia hacen que se utilicen tanto en desodorantes como en champús, mascarillas y cremas hidratantes de uso diario.

¿Qué efecto tienen los parabenos en la piel?

Se les relaciona con el cáncer de mama al imitar la acción de las hormonas femeninas e interferir en el sistema endocrino, encargado de segregar hormonas. Por todo ello está catalogado como tóxico.

¿Cómo reconocerlos?

Su uso en cosmética está permitido con ciertos límites. Nuestra recomendación es evitarlos. Detecta los parabenos en la etiqueta de un producto cosmético con el sufijo –paraben. Por ejemplo: Methylparaben, Propylparaben, Butyloparaben, Ethylparaben.

Alcohol

¿Qué función tiene el alcohol?

Con el alcohol se pretende conseguir un secado rápido y casi inmediato con el fin de reducir resto de producto en la piel y en la ropa. También es utilizado para desprender un perfume agradable y así mantener la sensación de frescura en la piel.

¿Qué efecto tiene el alcohol en la piel?

El uso continuado de alcohol sobre la piel resulta agresivo e irritante. Su efecto inmediato “aparentemente beneficioso” por la sensación de frescor que ofrece queda eclipsado por sus efectos a la larga ya que la piel sufre y se reseca con facilidad. Especialmente cabe evitar el uso de alcohol en caso de pieles sensibles y con dermatitis.

 Queda claro que todos ellos son ingredientes que nuestro cuerpo no es capaz de eliminar y se almacenan en nuestro cuerpo. La combinación de todos estos tóxicos, sales de aluminio, alcohol y parabenos son los principales enemigos para nuestra piel.

DESODORANTE ACTIVE PROTECTION

 La alternativa natural, sin aluminio, sin alcohol ni parabenos

La alternativa natural a los desodorantes convencionales como es el Desodorante Active Protection pretende:

 – Reducir la proliferación de bacterias, levaduras y hongos, responsables de metabolizar el mal olor

– Aportar hidratación en la zona de la axila

– Reducir la irritación y ayudar a cicatritzar pequeñas heridas provocadas por el afeitado

Ofrecer un olor agradable y fresca

Y todo ello con activos naturales prebióticos y antibacterianos que evitan que las bacterias causantes del mal olor se adhieran a la piel y proliferen en la axila. Al mismo tiempo regulan el crecimiento bacteriano y fomentan una microbiota saludable.

El nuevo desodorante sin aluminio Active Protection utiliza la tecnología Dermasooth, con extracto natural de cardo mariano, alga verde y tulsi, a través de la cual reduce la inflamación tras el afeitado o depilación, calma y disminuye el enrojecimiento de la piel, y ayuda a proteger y restaurar la capa protectora.

 www.freshlycosmetics.com  ¡Cuida tu piel como se merece!